¿Por qué es necesario aplicar cloro a mi piscina o alberca?

José Barroso
Por  José Barroso

¿No sientes que cuanto más aumenta el calor más incrementan tus deseos de refrescarte en el agua de una piscina? ¡A todos nos pasa! Muchas veces los balnearios no son una opción porque nos da miedo contraer alguna enfermedad u hongo, debido a la gran cantidad de gente que converge ahí y sobre todo porque no podemos corroborar que la limpieza se haga de manera correcta.

Si decidiste construir tu propio manantial de diversión en casa, es necesario que te asegures que no correrás con el mismo riesgo que si acudieras a una piscina o alberca con un montón de desconocidos. Por eso te vamos a platicar acerca de cómo el cloro es parte fundamental del cuidado de tu piscina. 

Happy children playing on hot summertime-2

Tu salud es primero

Las albercas están sumamente propensas a recibir toda clase de microorganismos, ya sea porque nosotros los introducimos a través de nuestro sudor, orina, mal aseo, aceites corporales, maquillajes, bloqueadores solares y demás; o porque el viento los trae consigo junto con la lluvia. Estos microorganismos representan un riesgo constante para la salud y bienestar de los usuarios, sobretodo porque no son perceptibles a la vista de las personas. Son tan pequeños que podríamos pensar que tenemos una piscina limpia sólo porque el agua se ve cristalina, pero eso no nos asegura que podamos nadar con tranquilidad, si no tratamos el agua anticipadamente.

Cloro para desinfectar

El cloro es un agente químico que tiene la valiosa e importante tarea de eliminar cualquier agente patógeno presente en el agua. Esta importante labor la hace a través de la oxidación de partículas orgánicas complejas para convertirlas en partículas simples que se puedan evaporar en forma de gas inofensivo. Este proceso de oxidación que realiza el cloro en tu piscina ayuda a que las partículas orgánicas como piel, cabello, suciedad y demás microorganismos se puedan evaporar, y no generen ningún riesgo en la salud de los usuarios.

Es por esta razón que el uso de cloro para las albercas o piscinas es sumamente importante y por lo cual es necesario que mantengamos bien monitoreados los niveles de cloro libre en nuestra piscina, y así asegurarnos de que siempre esté protegida la salud de nuestros familiares.

boy-child-cute-2326887

El cloro solo no puede

Ahora bien, es necesario entender que el cloro puede desempeñar su trabajo solamente si cuenta con las condiciones adecuadas para hacerlo, y con esto nos referimos al nivel de pH que tenga el agua. 

Los niveles ideales de pH en el agua deben estar entre 7.2 y 7.6 para que el cloro pueda desempeñarse de forma adecuada, si los niveles del pH se encuentran por debajo de 7.2 tendremos un agua muy ácida y el cloro no podrá mantenerse por mucho tiempo en ella provocando que no pueda realizar su trabajo desinfectante. Por otra parte, si los niveles de pH se encuentran por arriba de 7.6, nos encontraremos con un agua alcalina y el cloro perderá efectividad en su trabajo. 

Entendida la relación tan cercana que mantienen el cloro y el pH, ahora sabemos que será necesaria siempre la presencia de cloro en nuestras piscinas, contemplando siempre los buenos niveles del pH. Si necesitas asesoría o cloro en tu piscina, lo puedes pedir a través de nuestra atención en WhatsApp dando clic en el botón de abajo.


Temas: Cloro

Habla por whatsapp con un asesor dando clic aquí
 

Recibe nuestros artículos

Artículos más recientes

Habla por whatsapp con un asesor dando clic aquí