¿Para qué sirve poner cloro en una alberca o piscina?

José Barroso
Por  José Barroso

Un chapuzón en agua cristalina y fresca es todo lo que queremos y necesitamos luego de una larga jornada laboral, ¿cierto? ¡Sobre todo en época de calor! Si tienes la ventaja de contar con una alberca en casa o estás pensando en construir una, hay cosas que necesitas saber para disfrutarla todos los días sin problemas.


Una de las primeras cosas que debes conocer es la importante, e íntima, relación que el cloro mantiene con las piscinas. A continuación, te platicamos los factores de los que se encarga el cloro en las albercas y la importancia de mantener el agua clorada todo el tiempo.

Agua cristalina

El agua cristalina en las piscinas no es una casualidad. Se requiere de una serie de cuidados y monitoreos para asegurarnos que sus niveles químicos son los óptimos. En nuestro artículo: “¿Qué valores debo medir en mi piscina o alberca para su óptimo funcionamiento?”,  te platicamos detalladamente sobre de los distintos parámetros químicos del agua de la alberca y sus niveles óptimos para que siempre esté clara y desinfectada.  

Entre los distintos parámetros que hay en el agua de la piscina, hay uno que tiene una relación estrecha con el cloro: el pH, y de su balance depende en gran medida el poder desinfectante del cloro. Cuando el pH se eleva arriba de 7,6 significa que el agua es alcalina. Por lo que se pone turbia y el cloro deja de ser efectivo, dejando a los bañistas propensos a contraer enfermedades. 

Así mismo, cuando el agua de una alberca pasa tiempo prolongado sin recibir tratamiento desinfectante, ¡las algas no tardaran en proliferar! Sobre todo si es una piscina que es usada constantemente. ¿Tú piscina comienza a tener un mal olor y color verdoso? Te decimos cómo deshacerte de las algas en el siguiente enlace: ¿Cómo quitar las algas de mi piscina o alberca?

Las enfermedades

El cloro mata microorganismos dañinos que pueden causar problemas relacionados con la salud en piscinas. Cuando se agrega cloro al agua, se descompone en una serie de compuestos químicos que incluyen iones hipoclorito y ácido hipocloroso. Ahora la gran duda, ¿cómo trabaja? El cloro ataca las estructuras y enzimas dentro de las células bacterianas, ¡lo que las hace completamente inofensivas!

Una vez que el cloro entra en contacto con el agua, los bañistas pueden nadar tranquilamente sin encontrarse propensos a los agentes patógenos dispersos por la piscina. La importancia de mantener clorada la alberca radica en que sin importar si hoy la hemos usado o no, el viento siempre lleva consigo microorganismos. 

Química del cloro

Los desinfectantes más usados en el tratamiento del agua de las albercas liberan cloro (ácido hipocloroso). El ácido hipocloroso inactiva de manera efectiva los agentes patógenos y algas. Al mismo tiempo que oxida otros microorganismos transportados por el aire y los usuarios de la alberca. El ácido hipocloroso es lo suficientemente estable para mantener una concentración residual en el agua por varias horas o hasta días. 

Existen dos categorías básicas de químicos que liberan ácido hipocloroso al agua: no estabilizado y el estabilizado. Los cloros no estabilizados son hipoclorito de sodio, hipoclorito de litio, hipoclorito de calcio y gas cloro. Ahora, los estabilizados son el tricloro y el dicloro. background-blue-bright-261152

Cloro libre

Cuando se agrega cloro al agua se produce ácido hipocloroso, ión hipoclorito, ión hidrógeno y un subproducto específico al tipo de agente clorinador. A la combinación de ácido hipocloroso e ión hipoclorito, se le llama cloro libre. Este tipo de cloro el que se encuentra disponible en el agua para desinfectar. 

Cloro combinado

El cloro combinado se forma cuando el cloro libre reacciona con dos tipos de contaminantes en el agua. Cuando el cloro libre reacciona al armonio, se producen cloraminas inorgánicas. Ahora, cuando el cloro libre reacciona con compuestos de nitrógeno orgánicos, se forman cloraminas orgánicas. Pero son conocidas generalmente como cloraminas. Cuando las cloraminas se evaporan despiden un olor similar al cloro, y al mismo tiempo son causan irritaciones en piel y membranas mucosas. 

Por último, sin importar qué presentación de cloro se elija, lo que no podemos olvidar es programar el mantenimiento de la piscina y reforzar la desinfección con pastillas de cloro que mantengan clorada el agua. ¿Quieres conocer los tipos de cloro con los que contamos? ¡Haz click aquí!


Temas: Cloro

Nuevo llamado a la acción
 

Recibe nuestros artículos

Artículos más recientes

Nuevo llamado a la acción